You are not logged in
Log in
Sign up
Welcome
My name is Norma Iris Arbelo Irizarry and I started this site.
This site was created using MyHeritage.com. This is a great system that allows anyone like you and me to create a private site for their family, build their family tree and share family photos. If you have any comments or feedback about this site, please click here to contact me.
Our family tree is posted online on this site! There are 8589 names in our family site. The earliest event is the death of Pedro II (El Catolico) (1213). The most recent event is the death of Jose Joaquin Lopez Bidot, Dr. (July 21 2014).
The site was last updated on Sep 19 2014, and it currently has 43 registered member(s). If you wish to become a member too, please click here.   Enjoy!

Go to family tree

Go to family photos
Family news
Today
Norma Iris Arbelo Irizarry published new versions of the NORMA IRIS ARBELO IRIZARRY and JOZAN BIDOZ family trees from the Family Tree Builder.
Yesterday
Juan Carlos Bidot Morell commented on person Pedro Diaz :
 Hola.Norma.Gracias por todo.Quiero añadir el Segundo apellido a Don Pedro Díaz,y no sé cómo.Su Segundo apellido lo obtuve de su acta de matrimonio en la Iglesia San José de Camuy, y es:RAMOS. 
Juan Carlos Bidot Morell updated the details of María Ángela Pardo de Matos , Angel Iturbe de Elejabeitía e Yza , Maria de la Concepcion Iturbe , Marie de Saboya Boucher and 8 other people in family tree JOZAN BIDOZ
Juan Carlos Bidot Morell added María Ángela Pardo de Matos , Angel Iturbe de Elejabeitía e Yza , Marie de Saboya Boucher , Paul Millet Petit and 4 other people to family tree: JOZAN BIDOZ
Sep 17, 2014
Norma Iris Arbelo Irizarry published a new version of the NORMA IRIS ARBELO IRIZARRY family tree from the Family Tree Builder
Sep 10, 2014
Norma Iris Arbelo Irizarry published new versions of the NORMA IRIS ARBELO IRIZARRY and JOZAN BIDOZ family trees from the Family Tree Builder.
Norma Iris Arbelo Irizarry updated the details of Leonardo Diaz Bello in family tree JOZAN BIDOZ
Sep 08, 2014
Norma Iris Arbelo Irizarry published a new version of the JOZAN BIDOZ family tree from the Family Tree Builder
Sep 02, 2014
Norma Iris Arbelo Irizarry published new versions of the NORMA IRIS ARBELO IRIZARRY and JOZAN BIDOZ family trees from the Family Tree Builder.
Juan Carlos Bidot Morell commented on person Leonardo Diaz Bello :
 sus padres son pedro diaz y maria agustina bello.todos de islas canarias,españa. 
 
View older news
News articles
Family stories:VERDADES
Posted by: Norma Iris Arbelo Irizarry on Aug 13 2012 18:16

Una mañana agitada, a las 8:30, cuando un señor mayor de unos 80 años, llegó al hospital para que le retiraran los puntos de su pulgar. El señor dijo q estaba apurado y que tenía una cita a las 9:00 am, el doctor le pidio que tomara asiento, sabiendo que quizás pasaría más de una hora. Lo vio mirando su reloj y decidió, examinar su herida. Mientras lo curaba le preguntó si tenía una cita con otro médico esa mañana, ya que lo veía tan apurado. El señor le dijo que no, que necesitaba ir al geríatrico para desayunar con su esposa. El doctor le preguntó sobre la sa...

0 Comments|7 Views|View full article
Other:Utopías y Realidades Universales
Posted by: Norma Iris Arbelo Irizarry on Aug 11 2012 23:12
8 Regalos
Aqui estan los 8 regalos que me gustaría dar y poder recibir:

1.- El regalo de Escuchar:

Pero realmente escuchar, sin interrumpir, bostezar, o criticar. Solo
escuchar.

2.- El regalo del Cariño:

Ser generoso con besos, abrazos, palmadas en la espalda y
apretones de manos, estas pequeñas acciones demuestran el cariño por
tu familia y amigos.

3.- El regalo de la sonrisa:

Llena tu vida de imágenes con sonrisas, dibujos y caricaturas, y tu
regalo dirá “me gusta reír contigo”

4.- El regalo de una nota escrita:

Esto puede ser un simple “gracias por ayudarme”, un detalle como
estos puede ser recordado de por vida, Y CAMBIARLA AUN TAL VEZ.

5.- El regalo del reconocimiento:

Un simple pero sincero “te ves genial de rojo”, “has hecho un gran
trabajo” o “fue una estupenda comida” puede hacer especial un día.

6.- El regalo del favor:

Todo los días procura hacer un favor.

7.- El regalo de la soledad:

Hay días que no hay nada mejor que estar solo. Se sensible a
aquellos días y da este regalo a ti mismo o pídelo a los demás.

8.- El regalo de la disposición a la gratitud:

La forma mas fácil de hacer sentir bien a la gente es decirle cosas
que no son difíciles de decir como: !!”Hola”!! y !!”Muchas Gracias”!!

Fuente: Oasis
1 Comment|9 Views|View full article
Family memories:El Pajarito Errante
Posted by: Norma Iris Arbelo Irizarry on Apr 3 2011 01:46
  • Letra de una canción que mi mamá me enseñó cuando pequeña y que a su vez aprendió de su mamá, mi abuelita Panchita. Cada vez que mami la cantaba se me hacía un nudo en la garganta... me resultaba muy triste la vida del pequeño pajarito. Quiero incluirla en esta página para compartirla con todos y nunca olvidarla...
  • Pajarito Errante
  • Soy el pajarito errante
  • que anda perdido, que anda perdido
  • y voy por la enrramada
  • en pos de abrigo, en pos de abrigo.
  • Coro
  • Alzo el vuelo,
  • siempre cantando
  • y el que escucha no sabe,
  • ay, que estoy llorando.
  • Se repite el Coro
  • Cuando el cazador me busca
  • por mis guaridas, por mis guaridas,
  • defenderme no puedo,
  • suya es mi vida, suya es mi vida.
  • Se repite el Coro
  • Alzo el vuelo
  • siempre cantando
  • y el que escucha no sabe
  • ay, que estoy llorando.
  • Se repite el Coro

0 Comments|25 Views|View full article
Family stories:Pedro Antonio Morell Castañer
Posted by: Norma Iris Arbelo Irizarry on Jan 24 2010 15:00

Fragmento tomado del libro El Solar Morell de Camuy sus ascendientes y descendientes, escrito por Pedro Antonio Morell Munoz, San Juan, Puerto Rico 1995 (págs. 85 a 98), no se incluyen las notas al calce.


Pedro Antonio Morell Castañer

“El Mallorquín”

Sus raíces mallorquinas:

El 7 de febrero de 1771, en la Parroquia de San Bartolomé en Soller, Isla de Mallorca, contrajo matrimonio Pedro Antonio Morell Marqués, hijo de Lluch Morell y Catharina Marqués, con Catharina Morell Miró, hija de Lorenzo Morell y Catharina Miró, de cuyo enlace procrearon a Lorenzo Morell Morell. El 30 de junio de 1805, y en la misma Parroquia de San Bartolomé, se casó Lorenzo con Isabel Castañer Colom, hija de Gaspar Castañer e Isabel Colom.

De esta unión, el 14 de noviembre de 1806, nace el primogénito varón Pedro Antonio Morell Castañer. Según la tradición oral de la familia, Pedro Antonio fue único hijo varón de su familia; quedó huérfano cuando niño y tenía una hermana que, cuando adulta, emigró a la Argentina, donde se casó.

La familia Morell Castañer, como la gran mayoría de los sollerenses, se dedicaba a la industria de la seda, a los cultivos del viñedo y de la naranja. Para principios del segundo cuatrienio del Siglo XIX surge la plaga de la filoxera en los viñedos de Soller que diezmaron la producción de la uva. Otra plaga también atacó las plantaciones de morera y afectó a los gusanos de seda, situación que obligó a cientos de sollerenses a la emigración.

Doña Isabel era viuda para los años que surgió la plaga que estaba afectando la producción de seda, negocio del que dependía para su sustento. Su hijo Pedro Antonio, junto a su hermana, le ayudaban en el negocio que había establecido su esposo. El problema de la plaga la tenía abatida, situación que empeoró cuando Pedro Antonio le comunicó sus deseos de emigrar a América. Ella se opuso tenazmente a que su único hijo, de quien dependían ella y su hija, se fuera a América. Fue tanta la insistencia de Pedro Antonio que ella lo amedrentó diciéndole que mejor le cortaría la cabeza que dejarlo ir. Él le replico: “Madre, si es así, con la cabeza debajo del brazo me iré para América”.

Viaje a América

Pedro Antonio tendría como 28 años de edad cuando, junto a dos de sus parientes, salieron de polizontes por el puerto de Soller. El barco de vela salió para América con otro destino, pero debido al mal tiempo, tuvo que desviarse hacia Aguadilla, Puerto Rico. Lo más seguro es que la travesía les tomó tres meses, como le había sucedido a otras embarcaciones que salieron de Mallorca y que encontraron mal tiempo en su travesía.

Traía consigo un telar y unos gusanos de seda con la intención de establecer la industria de la seda, que conocía desde niño. Tenía la esperanza de, pasado unos años, retirarse a Soller y vivir portentosamente como muchos sollerenses, que más tarde así lo hicieron. Traía, también, el dinero que recibió de la herencia de su padre, más el que había ahorrado de su trabajo.

No hemos podido identificar a los parientes de Pedro Antonio que vinieron con él de polizontes. La tradición oral en la familia dice que eran “dos hermanos y un primo, uno que se quedó en Aguadilla y el otro que se fue hacia el Sur”


Llegada de Pedro Antonio a Puerto Rico

Para la época de la colonia de Puerto Rico, todo español tenía que obtener la cédula de vecindad. Estas cédulas aparejaban títulos de propiedad de tierras a cuyo cultivo quedaba obligado el emigrado español. Hemos tratado de conseguir infructuosamente la cédula de vecindad, en el Archivo de las Indias, para saber el día en que Pedro Antonio Morell Castañer pisó tierra puertorriqueña. Esto nos hace pensar que es cierta la historia tradicional de la familia, según la cual el Mallorquín vino de polizón.

En Aguadilla existía la costumbre de celebrar una “feria” tan pronto llegaba alguna embarcación. En ella los nativos vendían sus artículos a la vez adquirían los productos que traían las embarcaciones. No sería muy diferente el día que arribó la nave donde venían Pedro Antonio y sus primos.

Seguro que el paisaje aguadillano les cautivó y, junto a la generosa y hospitalaria acogida de sus habitantes, decidieron los tres intrépidos sorellenses escapar al bosque que divisaban a pocos pasos de allí. Su suerte no sería muy diferente a la de los muchos polizontes que les antecedieron. Posiblemente encontraron a alguien que los ocultara, alimentara y cuidara, y hasta es posible que les ofrecieran a sus hijas por esposas, como afirmó fray Iñigo Abbad que sucedía: “pues las circunstancias de ser español y blanco son mayorazgo rico y ejecutoria asentada para encontrar casamiento a los ocho días.”

Primer asentamiento en Quebradillas

¿Cuando sale de Aguadilla? No lo sabemos. Sí sabemos que se encuentra para el año de 1838 en Quebradillas, pueblo de recién fundación. Para dicho año adquiere unos terrenos en el barrio Cocos, propiedad de doña María Casilda del Toro y de Matos, que era viuda de don Félix Vélez del Rosario. Por estas tierras, Pedro Antonio pagó, en el año 1839, tributos o contribuciones al municipio de Quebradillas.

El Mallorquín, como era conocido Pedro Antonio, comenzó a galantear a Antonia, la benjamina de su amiga, doña Casilda del Toro. Antonia estaba en la flor de su juventud, tenía 19 años. Ella era puertorriqueña por los cuatro costados, y descendiente de familias criollas muy distinguidas, vió en Pedro Antonio no sólo la seguridad económica que él representaba o el estatus de “español y blanco” altamente cotizado, sino también la imagen de “padre protector” que ella no conocía, ya que quedó huérfana cuando tenía tres años y su prometido de 35 años era un hombre maduro.

Contrajeron nupcias el 19 de junio de 1843 en la Parroquia San Rafael Arcángel de Quebradillas, siendo los testigos José Roig y Felipe Vélez. En Quebradillas fueron bautizados sus primeros tres hijos, siendo la primogénita María Dolores Amalia, que nació en el año 1844. Amalia se casa el 3 de diciembre de 1869 en Camuy, con José Agustín Rivera Dávila, con quien procreo siete hijos. Falleció en el barrio Abra Honda de Camuy, el 20 de mayo de 1912.

Su segunda hija, María Anicasia, conocida por Nicasia, nace para el año 1846. Ella casó el 8 de noviembre de 1867 en Camuy con Manuel Irizarry Jiménez, con quien procreó a ocho hijos. Falleció el 3 de agosto de 1933 en Camuy. (Enfasis nuestro)

Para el 1850 nace su primer hijo varón, Juan José, quien casó el 20 de junio de 1877 en Camuy con Juana Carlota (Carla) Medina Ramos, con quien procreó nueve hijos. Falleció el 30 de mayo de 1920 en el barrio Abra Honda de Camuy, a la edad de 80 años. Juan José se dedicó a la agricultura y al comercio, estableciendo una pulpería en el barrio Abra Honda de Camuy.

Fundación del Solar Morell de Camuy

No sabemos cuando los gusanos de seda mueren, pero podemos estar seguros de que cuando esto ocurrió se desvanecieron los sueños de establecer la industria de textiles. Esto no desanima a Pedro Antonio. Sus ambiciones lo hacen mirar hacía Camuy, pueblo que empezaba a despertar y cuyas tierras se conseguían baratas. Decide en el año 1847 adquirir una caballería con cincuenta cuerdas de tierras vírgenes en el entonces barrio Zanja de Agua. En el año 1848 se crea el barrio Abra Honda en el cual quedó incluida la finca del Mallorquín.

Como en esos años el café tenía una gran demanda y el precio a que se mercadeaba era muy atractivo, decidió dedicar la mayoría de las tierras adquiridas al cultivo del café, constituyéndose en una de las primeras y de las pocas haciendas de café establecidas en Camuy. A pesar de que fue poco el desmonte que tuvo que hacer, ya que la sombra de los árboles es necesaria para la plantación del café, tuvo que trabajar fuerte y duro; pero, como buen mallorquín, trabajó de sol a sol sembrando el café, construyendo los caminos de la finca y la “casa habitación” de su familia, para la cual utilizó las ricas maderas que encontró en su finca.

Las plantaciones de café fructificaron pasmosamente, ya que piden poco cuidado. Su grano se vendía con gran facilidad en el extranjero, por su buena calidad. Lo malo era que tenía que venderlo con cáscara, por no tener molinos para limpiarlo, condición que le hacía perder mucho de su justo valor.

En las muchas cuevas naturales que había en los mogotes de la finca, almacenaba por unos días el café recolectado, que luego lo trasladaba en bestias hacia la hacienda por los caminos que el construyó. Todavía existen varias calzadas de piedras, levantadas en barrancos por el Mallorquín para facilitar el paso de las bestias con las cargas del café.

Con el dinero que recibió de España por concepto de una herencia, posiblemente adquirió otra caballería colindante a su finca en el barrio Abra Honda, por lo que su hacienda para el 1860, constaba de dos caballerías con veintidós cuerdas, que le costaron 500 pesos.

La descripción que nos hace Francisco (Paco) Morell Rivera de la finca del Mallorquín es que ésta se extendía de los lindes del barrio Ciénaga hacia el barrio Piedra Gorda, colindando con la finca de la familia Machado, quienes se dedicaban al cultivo de la caña. En su finca había gran cantidad de cotorras que eran cazadas por los cotorreros que las vendían a los residentes de los pueblos cercanos. Parte de la finca que el Mallorquín no cultivaba la arrendaba en cabidas de 10 cuerdas a medianeros, quienes le pagaban con la mitad de los frutos cosechados.

El Mallorquín construyó la casa de la hacienda al lado de un manantial. Ésta era de dos pisos. Utilizó la madera del ortegón para los estantes y zocos. Con el oloroso cedro y la resistente caoba hizo los setos y el piso. El techo, en forma de uve invertida, era bien alto y techado de teja maní. La segunda planta contaba con un amplio balcón que daba para el frente y los lados de la casa. Se subía al balcón por una escalera de madera al costado de la casa. Grandes puertas de dos hojas le daban acceso al interior de la casa. La sala era amplia, estaba amueblada con rústicos bancos y sillas de tijera, muy común en ese tiempo. En una de las paredes tenía una tablilla donde se encontraba el quinqué. No se conocía lujo. En el comedor había una mesa grande con bancos a los lados. En la amplia habitación matrimonial los muebles eran una rústica mesita de madera donde se ponía la palangana, un jarro de agua y la cama matrimonial de lustrosa y pulida caoba que tenía un colchón grande. En uno de los setos estaba la tablilla para poner la lámpara de aceite. Las otras habitaciones, todas con la tablilla para poner la lámpara de aceite, carecían de muebles; por las noches se enganchaban en sus paredes las hamacas donde descansaban sus habitantes.

La mayoría de los utensilios de cocina tenían su origen en la útil higuera. Las pocas piezas de loza se guardaban en el estante de la pared del comedor, y sólo se usaban en las grandes ocasiones o cuando llegaba un distinguido visitante.

La escalera, que partía de la cocina y estaba en la parte posterior de la casa, daba acceso a la letrina que quedaba junto al barranco. El Mallorquín construyó las paredes exteriores de la letrina en piedra, a una altura de sobre quince pies. Éstas todavía existen. (Véase fotografía de ella en la página 100).

Al frente a los costados de la casa, Pedro Antonio construyó el glasil que utilizaba para secar el café. Al día de hoy queda parte de él. El glasil se extendía dentro de la primera planta de la casa. Aquí se guardaban los aperos, los productos de la finca, y servía también de cochera. Junto a la cuadra, y para aprovechar el estiércol, había una huerta donde se cultivaba toda clase de hortalizas.

Años más tarde el Mallorquín amplió su hacienda cafetalera a 533 cuerdas. Utilizaba obreros contratados para la explotación de su inmensa finca. La única evidencia que encontramos de que el Mallorquín tuvo esclavos es la partida de defunción de Manuel, esclavo de nueva años de Pedro Antonio. Posiblemente éste sea el hijo de una esclava que le ayudaba a Mamá Antonia en los quehaceres de la casa.


Segundo asentamiento en Camuy

Para mediados de junio de 1850 llega doña Casilda del Toro a la recién construida “casa habitación” del Mallorquín en el barrio Abra Honda, para estar con su benjamina y mimada hija que estaba próxima a dar a luz. El día 12 de julio de 1851, se llena de júbilo la casa del Mallorquín y de María Antonia, con el advenimiento de su segundo hijo varón. Fue bautizado en la recién construida parroquia del Patriarca San José de Camuy con el nombre de Juan Onofre. Onofre casó el 21 de abril de 1883 en Camuy con Aurelia Rivera Rivera con quien procreó once hijos; falleció el 26 de mayo de 1942 en su residencia en el barrio Membrillo de Camuy. Fue miembro del consejo para la preparación del Reparto Municipal del Año 1896; miembro de la Comisión Municipal para el Registro del Catastro Rural del año 1894 y juez de paz de Camuy en los años 1899 y 1900.

Isabel Victoriana nació en la hacienda del Mallorquín el 12 de enero de 1854, casó en Camuy el 4 de febrero de 1893 con Jorge Machado Amador, con quien procreó tres hijos. Isabel fallece el 29 de junio de 1921 en su residencia del barrio Ciénaga de Camuy.

Su quinto y homónimo hijo, Pedro Antonio, apodado Perí, nació en Abra Honda el 6 de febrero de 1856, casó en primeras nupcias el 12 de marzo de 1892 en Camuy con Telesfora (Flora) Rodríguez Mercado, con quien procreó seis hijos, enviudó el 4 de mayo de 1892 y casó el 3 de agosto de 1892 en Camuy con María Juana Terrón Irizarry, con quien procreó a nueve hijos, falleció en Camuy el 16 de diciembre de 1936. Perí se dedica a la agricultura y se destacó como ebanista. En 1895 fue diputado del Municipio de Camuy.

Juan Quiterio nació en el barrio Abra Honda el 22 de marzo de 1858; casó el 8 de mayo de 1886 en Camuy con Margarita Rivera Rivera, con quien procreó cinco hijos; falleció el 1 de octubre de 1944 en su residencia en el barrio Piedra Gorda de Camuy. Para el 1895 ocupó el puesto de vocal del Consejo del Ayuntamiento de Camuy.

Juan Francisco Doroteo, apodado Pancho, nació en la casa de sus padres el 6 de febrero de 1861; casó el 22 de marzo de 1888 en Camuy con Monserrate Rivera Tosado, con quien procreó diez hijos. Su esposa, doña Monserrate le ensenó a leer y escribir. Pancho procreó con Petra Morales Mercado seis hijos reconocidos, así como a José, a quien procreó con Lucía Mujica. Pancho falleció en el barrio Carrizales de Hatillo el 10 de junio de 1921.

La benjamina de la familia Morell-Vélez, María Cecilia, nació también en la casa del Mallorquín el 22 de noviembre de 1863, casó el 16 de agosto de 1890 en Camuy con Severiano Cruz Valentín, con quien procreó cuatro hijos; falleció en el barrio Abra Honda el 26 de marzo de 1925.

En el estudio que hice de los libros de entierros de la Parroquia San José en Camuy, no encontramos ningún hijo del Mallorquín muerto prematuramente.

Don Pedro Antonio Morell Castañer, hombre sumamente religioso que se distinguía porque siempre tenía el rosario alrededor del cuello, falleció en Camuy el 8 de abril de 1866 a la edad de sesenta años.


Su viuda “Mama Antonia”

Dona Antonia Vélez del Rosario y del Toro, conocida por Mamá Antonia, quedó viuda a la edad de 44 años con nueve hijos, entre ellos dos señoritas casaderas y una benjamina de 3 años, por quienes tenía que luchar. Nueve meses antes de enviudar, había fallecido su madre, doña Casilda, quien era la que le socorría y consolaba en los momentos más difíciles que había tenido en su vida. De ella heredó 3 ½ cuerdas de terreno en el barrio Cocos de Quebradillas, los cuales vendió el 30 de noviembre de 1866 para afrontar los gastos de la hacienda que recién comenzaba a administrar.

Era dura la terea de la administración de la hacienda. Tenía la ayuda del mayordomo Juan Bautista Cruz López, quien se ocupaba de la contratación y asignación de las tareas de los jornaleros. Tenía además la ayuda de sus hijos Juan José y Onofre, quienes estaban en sus años mozos y aprendiendo la ciencia de la agricultura.

Como vecinos colindantes, tenía a don Juan Irizarry del Río y su esposa Josefa del Carmen Jiménez del Río, naturales del Pepino, quienes eran los dueños de la Estancia Sebonuco de 150 cuerdas. Ellos también tenían nueve hijos.

Su segundo hijo, Manuel de Jesús, encontrándose en los 30 años y ayudado por su uniforme militar, conquistó el corazón de Nicasia. El romance comenzó en vida del Mallorquín, quien no veía bien que ella se casara antes que su hermana mayor, Amalia. Los amoríos culminaron al año y medio del fallecimiento del Mallorquín. Fue una boda regia. La ceremonia se efectuó el 8 de noviembre de 1867 en la Parroquia San José de Camuy, oficiada por el padre párroco Julián Parodi, y los testigos fueron D. Narciso Estrella y D. José Saturnino Rivera. Ambas familias se unieron para hacer una gran fiesta en la casa de la novia y posiblemente una de las primeras en el recién establecido barrio Abra Honda. (Enfasis nuestro)

Amalia de pequeña, aprendió a andar y a correr a caballo con mucha gracia y atrevimiento, como una gran amazona. Ya de edad casadera, ayudaba a su madre en los quehaceres del hogar. A veces su madre la enviaba al pueblo de Camuy, ya sea a caballo o en la calesa, a realizar diversas diligencias. En uno de estos viajes, el apuesto e instruído gurabeño recién enviudado, don José Agustín Rivera Dávila, se fijó en ella. El, agricultor de 36 años, padre de un varón y de tres niñas, la mayor de once años, pensó en que la joven Amalia le podía ayudar en la crianza de sus tiernos hijos. El cortejo no tomó mucho tiempo. El 3 de diciembre de 1869 las campanas de la Parroquia San José de Camuy alzaron vuelo anunciando el enlace. José Agustín era viudo de doña Rita Marcelina Rivera Roca.


Tiempos de contradicciones

A los pocos días, después de la boda de Amalia, en una tranquila tarde de un domingo, después de haber asistido a la iglesia del pueblo junto a sus hijos y haber almorzado toda la familia, se dispuso Mamá Antonia a descansar en el balcón de su casa cuando divisó que se acercaba el mayordomo Juan Bautista Cruz. Al éste subir al balcón, Mamá Antonia notó, por su gaguear, que el se traía algo entre manos y le pidió que fuera al grano. Entonces él, con su gagueo, le pidió la mano de su hija Isabel, quien se encontraba despuntando en su juventud. Ella reaccionó diciéndole: “la única mujer casadera en esta casa soy yo”.

Puede ser que ella pensara que no era bueno disgustar a aquella persona que la estaba ayudando tanto y que le era indispensable en la hacienda. Puede ser que ella lo hiciera en defensa de su hija, no sólo porque tuviese 16 años, sino también porque era tan apacible que, ya adulta, la consideraban una santa por sus obras de caridad. (La gente bautizó el camino que conducía a su casa de casada con el nombre del Camino de Santa Isabel, en honor a sus obras caritativas.) A lo mejor se encontraba sola y quería tener un compañero para la vejez que se acercaba.

Ella no pensó en las consecuencias de la diferencia social que existía entre ellos, él siendo un pardo liberto y ella descendiente de familias distinguidas, condición tomada muy en cuenta en esos años. Ella no pensó en la diferencia de edades; él era 10 años menor que ella. Ella no pensó en el gran disgusto que les podría causar a sus hijos.

Lo más seguro es que Juan Bautista reaccionó muy complacido ante las palabras de Mamá Antonia, viéndose en el calzado del Mallorquín. Esa tarde acuerdan ir a vivir a la casa de él.

Este evento convulsionó la hacienda del Mallorquín. Los hijos varones se llenaron de ira contra su madre, mientras que Isabel rezaba para que Dios le diera entendimiento a su madre. También consolaba a la pequeña Cecilia, que lloraba la ausencia de su madre sin comprender lo que pasaba. Juan José se va de la casa, refugiándose en una de las muchas cuevas que hay en la finca.

Mamá Antonia recapacita seis meses después y se casa con Juan Bautista Cruz López el 4 de junio de 1870 en la Iglesia de Camuy. A los pocos días regresa a la hacienda con Juan Bautista.

Pero la tranquilidad no duró mucho. Para fines del año, Mamá Antonia, en una agria disputa con sus hijos varones, los expulsa de la casa. Onofre y Quiterio se refugiaron en la casa de Amalia. Los más pequeños, Perí y Pancho, los alberga Siño Gollito en su choza de agregado, en un cerro frente a la casa la hacienda Morell. Desconocemos qué hizo Juan José.

Aceptación del padrastro

La impresión que el autor tiene es que Juan José, por estar en los 20 años y haber compartido por cuatro años la labores de la hacienda con Juan Bautista, se idenficó con él y lo aceptó como padrastro. Tomó sobre seis años para que sus otros hermanos aceptaran a Juan Bautista como padrastro.

Nicasia, que estaba casada, es la primera de las hijas que acepta a su padrastro. Esto lo evidencia el bautismo de su hija Juana María: Juan Bautista y Mamá Antonia son los padrinos. Tres años más tarde, Amalia hace lo mismo con su hija Juana María Bonifacia (Facia). Ambos llevan el nombre de Juana. ¿será en honor a su padrino?

Los más afectados por este segundo matrimonio de Mamá Antonia fueron Perí y Pancho, marcadamente el primero. Siño Gollito carecía de las habilidades para darles sosiego espiritual a unos niños que veían desde aquella choza al hombre que usurpó el lugar de su padre. Sentían que su madre los había traicionado. La injusticia de haberlos tirado de su cómoda casa a un bohío carente de limpieza y pasando hambre les afectó los caracteres. Esto se reflejó posteriormente en sus matrimonios. Perí ni Pancho regresaron a vivir con su madre y tampoco dieron a bautizar ninguno de sus hijos a Mamá Antonia, como hicieron sus otros hermanos varones.

Perí, ya adulto, vivió consensualmente con María Telesfora Rodríguez Mercado desde el año 1881 hasta el 12 de marzo de 1892 cuando se casa con ella, posiblemente por la razón de que ella se encontraba delicada de salud. Habían procreado cinco hijos. A los dos meses de haberse casado quedó viudo. Unos meses después, el 3 de agosto, casó con Juana Guillermina Terrón Irizarry.

Pancho aparentemente tuvo un matrimonio estable con María Monserrate Rivera Tosado. Al quedar viudo en el 1903, casó en 1904, en segundas nupcias por lo civil, con María de Jesús Ramos López, separándose al año y luego divorciándose años mas tarde. En 1907 le nace un hijo de Lucía Mujica, que fue reconocido en pleito de afiliación. Los últimos años de su vida los vivió consensualmente en Hatillo con Petra Morales Mercado, con quien procreó seis hijos reconocidos.

Los otros hijos varones de Mamá Antonia: Juan José, Onofre y Quiterio, se casaron sólo una vez.

Onofre y Quiterio fueron los que se beneficiaron al irse a vivir con Amalia. Su esposo, José Agustín Rivera Dávila, era una persona de mucha educación. Fue compañero de estudios en Madrid de nuestro insigne escritor y político don Alejandro Tapia y Rivera. José Agustín les enseñó las letras a sus cuñados y les impartió tanto entusiasmo hacia la lectura que tanto Onofre como Quiterio fueron ávidos lectores y consumados autodidactas. Ambos, más tarde, casaron con las hijas que José Agustín tuvo en su primer matrimonio.

Todos los hijos varones del Mallorquín se dedicaron a la agricultura en las aproximadas 57 cuerdas de terrenos que cada uno heredó de su padre. Todas las hijas, que recibieron cada una aproximadamente 57 cuerdas de terrenos, se casaron con agricultores.

0 Comments|64 Views|View full article
Family memories:Recuerdos de nuestro encuentro familiar
Posted by: Norma Iris Arbelo Irizarry on Jan 5 2010 06:42

Recuerdos de nuestro encuentro familiar celebrado el 3 de enero de 2010 en las facilidades de los Caballeros de Colon de Camuy.

0 Comments|26 Views|View full article
Other:Un angel y un amigo...
Posted by: Norma Iris Arbelo Irizarry on Dec 14 2009 07:09

Jorgelina Araoz

Un ángel no nos escoge, Dios nos lo asigna.
Un amigo nos toma de la mano y nos acerca a Dios.
Un ángel tiene la obligación de cuidarnos,
en cambio un amigo nos cuida por amor.
Un ángel te ayuda evitando que tengas problemas,
un amigo te ayuda a resolverlos.
Un ángel te ve sufrir sin poderte abrazar,
un amigo te abraza porque no quiere verte sufrir.

Un ángel te ve sonreír y observa tus alegrías,
un amigo en cambio te hace sonreír y te hace parte de sus alegrías.
Un ángel sabe cuando necesitas que alguien te escuche,
un amigo te escucha sin decirle que lo necesitas.
Un ángel en realidad es parte de tus sueños,
un amigo en cambio, comparte y lucha para que tus sueños
sean una realida...

0 Comments|46 Views|View full article
Family memories:Aguinaldo compuesto por mami el que siempre cantaba en las fiestas familiares en la epoca navide♫a.
Posted by: Norma Iris Arbelo Irizarry on Dec 1 2009 20:01
La morada


Siendo Dios el niño, siendo Dios el niño,
tuvo a bien nacer
dentro de un pesebre, entre mula y buey,
dentro de un pesebre, entre mula y buey.

Coro
Quiere su morada, quiere su morada,
quiere su morada, en tu corazón.

Por eso vagaban, por eso vagaban,
San José y Maíia,
buscando posada y no conseguían,
buscando posada y no conseguían.

Coro

Prepárale al nino, prepárale al niño,
con fe y devoción
dentro de tu alma cunita de amor,
dentro de tu alma cunita de amor.

Coro

Para terminar, para terminar,
a todos les digo,
si quiere en tu alma acunar al niño
prepara tu alma y llévalo contigo.

Coro
0 Comments|87 Views|View full article
Family memories: Letra de un un
Posted by: Norma Iris Arbelo Irizarry on Dec 1 2009 19:05

  • ROMANCE DE MI DESTINO
  • Letra: Dr. Abel Romeo (1936)
  • Musica: Manabita Gonzalo Vera Santos (1940)

  • Todo lo que quise yo
  • tuve que dejarlo lejos.
  • Siempre tengo que alejarme
  • y abandonar lo que quiero.
  • (Yo soy el buque fantasma
  • que no puede anclar en puertos).
  • Ando buscando refugios
  • en retratos y en espejos
  • en cartas apolilladas
  • y en perfumados recuerdos.
  • ¡Por mas que estiro las manos
  • nunca te alcanzo, lucero!
  • Jugo de amargos adioses
  • es mi vaso predilecto.
  • Yo me bebo a tragos largos
  • mi pócima de recuerdos
  • y me embriago en lejanías
  • para acariciar mis sueños.
  • ¡Nadie sabe como yo conoce
  • lenguaje de los pañuelos
  • agitándose en los muelles
  • sacudiendo el aire, trémulo!
  • Nadie como yo nació
  • con destino marinero
  • (¡La única flor que conozco
  • es la rosa de los vientos!)
  • ¡Por mas que estiro las manos
  • nunca te alcanzo, lucero!
  • Jugo de amargos adioses
  • es mi vaso predilecto.
  • Yo me bebo a tragos largos
  • mi pócima de recuerdos
  • y me embriago en lejanías
  • para acariciar mis sueños.

0 Comments|103 Views|View full article
Local news:Reconocimiento al tio Honorio (Noyo) Irizarry Hernandez
Posted by: Norma Iris Arbelo Irizarry on Oct 18 2009 20:46
El 27 de septiembre de 2009, la organizacion Caballeros de Colón de Camuy, Consejo Mariano Vasallo #5587 dedicó la instauración de su nueva directiva a nuestro tio Noyo. Esto en reconocimiento por su labor como socio fundador de dicho Consejo y uno de sus pasados presidentes. Fue reconocido, ademas, por su desempeño en labores civicas y religiosas por el bienestar de nuestro pueblo. Felicidades, tio Noyo. Te queremos y admiramos mucho.
1 Comment|34 Views|View full article
Obituaries:Sara Velez Ayala (Abuelita Sara)
Posted by: Norma Iris Arbelo Irizarry on Oct 9 2009 00:05
Un angel se nos fue al cielo en la noche de ayer. La abuelita Sara, la dulce abuelita de mis tres hijos, mi segunda madre y madre de mi esposo Efrain ya se encuentra reposando en los brazos de nuestro Dios. Muy triste ha quedado nuestra familia, pero conservamos su amor y el recuerdo de su linda vida, siempre con una sonrisa y llena de alegria. Abuelita Sara algun dia nos volveremos a reunir para celebrar las fiestas familiares como siempre lo haciamos. Te amaremos siempre.
2 Comments|58 Views|View full article
Visits
0016865
 
Loading...
Loading...